[ TXOMA ]

Icono

apuntes para no olvidar en ké estaba perdiendo el tiempo

Democracia Digital Costa Rica


Internet-Voting

Eric French, editor de la revista Amauta, me pidió que redactara algunas ideas sobre Democracia Digital para Costa Rica, con el fin de presentarlas en la convocatoria de NewsChallenge.org. Estas son algunas ideas que he ido presentando y desarrollando, pero gracias a Eric es la primera vez que las redacto, este es un borrador que obviamente irá mejorando, por ahora estamos corriendo para presentar la idea a tiempo.

Introducción

La Democracia actualmente es un sistema en decadencia, utilizado por los grupos de poder para mantener el monopolio de la administración pública en beneficio de la empresa privada. Actualmente votamos una vez cada cuatro años para luego pasar cuatro años arrepintiéndonos y protestando por las decisiones que los elegidos toman por nosotros, o mejor dicho, contra nosotros.
En el caso de Costa Rica, durante los últimos 60 años el poder se ha concentrado principalmente en partidos políticos que han demostrado ser una alianza empresarial muy alejada de las verdaderas necesidades de la gente. Y aunque en este país nos jactamos de ser un ejemplo de Democracia, la verdad es que el Pueblo no tiene voz sobre las decisiones de sus gobernantes, que son un grupo de empresarios gobernando para su beneficio personal.

Democracia Participativa

Es por esto que los ciudadanos debemos contar con herramientas de participación reales, la democracia no es una competencia de mercadeo cada cuatro años, la democracia debe vivirse todas las semanas y en este momento contamos con las herramientas necesarias para que todos los ciudadanos podamos participar sin que esto implique mayores gastos operativos o complicaciones. Actualmente todos podemos administrar nuestras cuentas bancarias personales, a través del teléfono o la computadora, podemos pagar una comida, un cuarto e inclusive la tarifa de un taxi con tarjeta de crédito. De igual forma podríamos tomar parte de las decisiones que nos afectan a todos.

Controlar el trabajo de los diputados

Ha quedado demostrado que en la Asamblea Legislativa los diputados votan en secreto, cuando el Reglamento de la Asamblea dice que su voto debe ser público salvo específicas excepciones. Esto ya ha causado serios problemas anteriormente.  Con un sistema de asamblea abierta, todos los diputados se verían forzados a cumplir el Reglamento de la Asamblea y mostrar su voto públicamente. De esta forma sabremos cómo vota cada uno y si su voto nos representa como Pueblo o no.

Leyes para todos, creadas por todos

El ciudadano entra al sistema y encuentra una lista de proyectos separados en categorías por fecha, puede ver cuáles son los temas vigentes.
Cada proyecto es un documento colaborativo (como Google Docs o Pastebin), los ciudadanos podemos comentar e incluso abrir temas de discusión, foros más extendidos donde se puede discutir más a fondo cada punto. Cada comentario recibe likes, los comentarios más votados se aprueban como modificaciones al documento. Cada comentarista puede y debe aportar documentos que sustenten el debate. Después de un tiempo determinado, el proyecto se lleva a votación nacional para su aprobación final o, de ser necesario, entrar de nuevo a ronda de debate y mejoras, o puede ser rechazado.
Cada ciudadano puede agregar proyectos que comiencen el proceso anterior.

Hemos realizado algunas pruebas

El año pasado realizamos varias pruebas, incluyendo un documento de exigencias a la Asamblea Legislativa. Para la creación de ese documento participaron cientos de personas a través de Internet, incluyendo a Juan Carlos Mendoza, Presidente de la Asamblea, quien mostró mucho interés no solamente en las propuestas de la denuncia, sino también en el sistema de trabajo en línea y la participación ciudadana. Durante el tiempo de prueba, encontramos un promedio de 6 a 8 personas trabajando en el documento 24 horas al día, incluyendo sábados y domingos, lo que demostró que es un sistema más abierto, democrático y participativo que el actual. Además participó gente de todo tipo, desde ignorantes como yo hasta especialistas en diferentes temas, lo que es una buena señal para este tipo de debate abierto.
También probamos realizando preguntas en Facebook, en las que pedimos a los participantes que votaran como diputados virtuales sobre temas de la agenda legislativa. Las votaciones virtuales siempre contrastaron con las pésimas decisiones de los diputados reales, lo que comprobó que la ciudadanía general puede tomar mejores decisiones que sus “representantes”.

La idea es crear una asamblea abierta donde cada ciudadano participe leyendo, editando, creando y votando proyectos.

Ciudadanía Digital

En este momento el Tribunal Supremo de Elecciones genera mensualmente un archivo del Padrón Electoral Actualizado. Este archivo se puede utilizar para actualizar la plataforma.

Cuando un usuario entra por primera vez ingresa su número de identificación y el sistema le retorna la información registrada en el Padrón Electoral. El usuario deberá entonces registrar un correo electrónico o cuenta de OpenID, de esta manera la información del Padrón Electoral se enlaza con una identificación digital, obteniendo la Ciudadanía Digital.

Funciones del Ciudadano / Diputado Virtual

Una vez que ingresa al sistema, el usuario tiene varias opciones:

  • Leer los proyectos de ley disponibles (ordenados por tema, región, fecha de ingreso, fecha de votación, etc)
  • Editar, comentar, leer información, participar en foros de discusión respectivo a cada punto de los proyectos.
  • Cada ciudadano podrá proponer proyectos de ley, que una vez subidos o sugeridos comenzarán un proceso de edición, discusión y votación.
  • Cada ciudadano podrá votar a favor o en contra de todos los proyectos o mociones de la Asamblea Legislativa.
  • La plataforma llevará control de cómo vota cada diputado real en las votaciones reales.

Funciones especiales

  • Los ciudadanos podrán votar para sustituir a cualquier funcionario público de su cargo.
  • Los ciudadanos podrán calificar el trabajo de cualquier funcionario público.

Centros de votación

Aunque ahora mismo cerca del 40% de la población costarricense conecta a Internet a través de sus teléfonos celulares, podemos habilitar los centros de cómputo y las municipalidades para que la gente pueda utilizar computadoras públicas. O, en el mejor de los casos, podemos despedir a dos o cuatro diputados y con el ahora de sus salarios y sus asesores podemos armar un centro de votación electrónica cada semana en un lugar diferente del país.

Entre más conozco a los diputados, más quiero a mi computadora.

“La soberanía no puede ser representada, por la misma razón por la que no puede ser enajenada: consiste en la voluntad general, y la voluntad no se representa, porque o es ella misma, o es otra; en esto no hay medio. Luego los diputados del pueblo no son ni pueden ser sus representantes: son tan solo sus comisarios, y no pueden determinar nada definitivamente. Toda ley que el pueblo en persona no haya ratificado es nula, y ni aun puede llamarse ley.”
– Rousseau, El Contrato Social

Anuncios

Archivado en: Política,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Google Reader

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 186 seguidores

Estadísticas

  • 22,030 visitas desde mayo 2011
A %d blogueros les gusta esto: