[ TXOMA ]

Icono

apuntes para no olvidar en ké estaba perdiendo el tiempo

¿Y si la CCSS desaparece?


¿Qué haríamos si tuviéramos una emergencia médica y no contáramos con la Caja Costarricense del Seguro Social?

Hoy mi hija mayor se despertó a las 2 de la mañana sangrando por la nariz, y por supuesto todas las alarmas de padres se activaron. Inmediatamente salimos corriendo al Hospital Calderón Guardia, el mismo hospital donde nació.

Al llegar a emergencias nos topamos con que efectivamente había un buen número de emergencias esperando, la imagen era la misma que ha caracterizado a la Caja Costarricense del Seguro Social: Un hospital de tonos tristes, personal corriendo entre gente de pocos recursos y equipo médico bastante utilizado. La recepcionista pidió los papeles del seguro de la niña, y nos dimos cuenta de que con el susto, habíamos salido de la casa sin ellos. Sin embargo, todos los niños que estén en suelo costarricense tienden derecho a ser atendidos automáticamente, así que nos dejaron pasar a uno de los consultorios para una valoración rápida. El doctor estaba ocupado pero se tomó un par de minutos para atendernos, nos dijo que por ser una niña debíamos recurrir al centro especializado: el Hospital Nacional de Niños, a cinco minutos de distancia.

Cuando llegamos al Hospital de Niños encontramos más emergencias haciendo fila, más pacientes de bajos recursos en un hospital de bajos recursos. Pero en este hospital las emergencias eran bebés o niños pequeños. Me pregunté cuántos hospitales estarían recibiendo emergencias esta madrugada en todo el país, cuánta gente estaría siendo atendida y cuántos seres queridos estarían siendo salvados esta noche, cuántas madres y cuántos padres estarían depositando sus hijos en manos de estos doctores en todo el país, y cuántas de estas familias habrían salido como yo, de madrugada, asustados, sin papeles y sin dinero.

De nuevo al ver a estas familias, me pregunté a dónde irían si la CCSS dejara de funcionar. Recordé las visitas a clínicas privadas por emergencias parecidas, donde por una consulta rápida y un par de sueros he pagado más de cien mil colones. ¿Podrían, podríamos disponer de cien mil colones en caso de una pequeña hemorragia nasal? ¿Podríamos pagar por una verdadera emergencia? Recordé que una operación y una noche en la Clínica Católica me salió en más de un millón de colones, lo que la convierte en la habitación más cara de mi vida. ¿Podríamos los costarricenses disponer de un millón de colones en el banco, en caso de una operación de emergencia? ¿Cuánto costaría una semana de tratamiento y rehabilitación en una clínica privada?

Durante los últimos años, los gobiernos del PLN han estado boicoteando las instituciones estatales para permitir la entrada de transnacionales privadas. Lo han hecho con el Instituto Costarricense de Electricidad, SETENA, y ahora es el turno de la seguridad social, ya que a partir de enero de 2011 entró a regir la parte del Tratado de Libre Comercio con EEUU sobre las aseguradoras privadas. Recientemente vivimos una crisis de salud por el descalabro económico de la CCSS.

El informe para la Organización Panamericana de la Salud responsabiliza de esta crisis a la mala administración de los últimos años, pero esta mala administración fue planificada y orquestada magistralmente por Eduardo Doryan, que durante la administración de Oscar Arias trabajó como Presidente de la CCSS, y que, como premio por cumplir su misión de boicot contra la salud costarricense, fue nombrado presidente ejecutivo del ICE, obviamente para que continuara con esta labor que sabe cumplir también: presidir el boicot contra las instituciones públicas. El escándalo de la crisis de la CCSS fue tal, que Doryan tuvo que renunciar a la presidencia del ICE días después de presentar su informe sobre sus labores como presidente de la CCSS.

La seguridad social de Costa Rica está en alto riesgo, pero no es casualidad, ni es culpa de sus empleados. Es culpa y responsabilidad de sus administradores. Del gobierno que juró defenderla, que juró defendernos.

Hoy mi hija fue atendida, se le practicaron varios exámenes de sangre, de presión y otros, fue valorada y diagnosticada en un hospital de la Caja Costarricense del Seguro Social, de la misma manera en que nació, y al salir del hospital, yo había tenido que desembolsar exactamente la misma cantidad de dinero que pagué el día que vino al mundo: CERO COLONES, ya que mes a mes se me rebaja una cuota casi imperceptible, que cubre todos los gastos médicos que he necesitado para mí y mi familia.

Hoy miles de niños y adultos fueron atendidos de la misma manera. Hoy se salvaron miles de vidas, hoy por la mañana regresamos a casa muchísimos costarricenses a reencontrarnos con nuestros seres queridos, sabiendo que anoche no nos preocupó ni por un segundo el no tener dinero para atender nuestras emergencias. Y no dejo de preguntarme ¿será así siempre? ¿y si la CCSS desaparece?

Es por esto que creo que ni la renuncia de Eduardo Doryan ni los acuerdos entre sindicatos y la CCSS deben ser considerados una victoria. Es hora de sentar un precedente. Doryan, Arias y sus secuaces deben ser responsabilizados penalmente por sus mezquinas acciones, y así como a ellos no les pesa el puño para firmar la condena de millones de costarricenses, a nosotros no debe pesarnos el puño para extirpar el cáncer de nuestra sociedad.

Esta nota fue reproducida por la Revista Amauta

Anuncios

Archivado en: Zambrote, ,

4 Responses

  1. Batichango dice:

    mae y como sigue la enana?

  2. Churu dice:

    Solo que la crisis de la CCSS se viene denunciando desde mucho antes que Doryan entrara en el paisaje. El problema de CCSS viene de mucho más atrás. Me enferman las teorías de conspiración de algunos fanáticos que se aferran a querer culpar de Oscar Arias hasta del clima. Tan culpable es de este descalabro el PLN como lo ha sido por ejemplo el PAC que se ha hecho de la vista gorda todo este tiempo esperando a un momento estratégico para usar el tema como palanca política…. o el PUSC que se ha aprovechado de la situación con préstamos finlandeses. Como los empleados que se aprovechan de la maraña burocrática de la institución para robar suministros e incapacitarse meses a la vez.. Sufre de falta de interés de sus dirigentes que por años se han sentido muy cómodos simplemente haciendo lo que venían haciendo, y nunca buscando la forma de evolucionar y adaptarse a una realidad distinta. En muchos paises (europeos) la salud social se ha asociado con la privada, donde la privada sirve de primer contacto entre el asegurado y el sistema de salud. El asegurado se beneficia de la eficiencia del sistema privado, mientras que el sistema social se beneficia al poder enfocarse en mejorar la infraestructura de salud primaria (es decir, mejores hospitales, mejores y más capacitados profesionales, etc.) a donde acudiríamos una vez referidos por nuestro médico familiar (privado, que le pasa una factura al seguro).
    Qué haríamos sin la Caja?… que miedo pensar en eso!.. por eso no podemos dejar que muera como está muriendo ahora, no podemos dejar que sindicalistas sinverguenzas se aprovechen más de ella. No podemos dejar que políticos corruptos (de cualquier bancada) se aproveche de ella. Debemos exigir que se maneje como manejaríamos cualquier empresa privada, donde los accionistas somos todos. No más intereses políticos dentro de la institución (presidentes ejecutivos).

    • TXOMA dice:

      Completamente de acuerdo con usted. En realidad debí señalar que la administración Arias y la presidencia de Doryan fueron la estocada final en un largo historial de abuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Google Reader

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 186 seguidores

Estadísticas

  • 22,103 visitas desde mayo 2011
A %d blogueros les gusta esto: